Porque el mexicano se ríe hasta en la desgracia…

Posted on 7 abril, 2010

2


Leído en Twitter:

Como temíamos los narco-rumores son ciertos, hoy hay mantas en Soriana… “Mango a 15 pesos el kilo, tomate a 10.50 pesos el kilo”.

Leído en Twitter:

Muere conocido medico en una balacera !!! imagen espeluznante !!!

Leído en el foro del periódico El Norte:

Una persona de Cd. Mante dijo, “tengo una propuesta que hacerles y me gustaría que comentaran que les parece. Debemos unirnos los ciudadanos y escribir la palabra “PAZ” con colorfiel blanca en los vidrios de nuestros carros o camionetas porque no es posible que nuestra ciudad que antes era muy tranquila ¡ahora este así!”

Otro le contestó:

“Si pend…jo y que pases por un p..che charco y se te borre la “P” y la “A” ¡y hasta ahí llegaste wey!

[Gracias Tamaulipeca]

Tomado de El Blog del Humor:

Los narcos fronterizos…

Al cruzar la frontera, le preguntaron al cuate:

-¿Lleva armas, señor?

Con voz ronca, el tipo contestó:

-¿Cuántas quiere?

Otro del blog del humor sobre narcos gallegos:

Dos gallegos se hacen narcotraficantes, pero en el primer intento de pasar mercancía a la vecina Francia son descubiertos por la guardia fronteriza. A Venancio le meten varios plomazos en una pierna y un brazo y lo detienen. Manolo, con mejor suerte, logra huir. Un mes después, Manolo va a visitar a Venancio a la cárcel francesa. Venancio le dice:

-Manolo, hazme un gran favor: la herida de la pierna se ha infectado y aquí, en la cárcel, me la van a cortar… Quiero que recojas la pierna y la lleves a enterrar a nuestro pueblo.

-¡Por supuesto, Venancio!

Y accede a lo solicitado por su amigo preso. A la semana siguiente recoge la pierna extirpada, la lleva a España y procede muy compungido a su entierro. Vuelve a Francia a visitar a Venancio y éste le dice:

-Manolo, el maldito virus de la herida se ha extendido. Es menester que me corten la otra pierna, tienes que hacer lo mismo que con la anterior.

Manolo acepta. Días después va a la enfermería, recoge la pierna de Venancio y cumple la misma ceremonia de enterrarla en su amada Galicia. Y vuelve a visitar a Venancio en la cárcel y escucha esto:

-Mira, Manolo, este endemoniado virus no quiere detenerse. Se me ha extendido al brazo derecho y me lo han de cortar; yo te pido que…

Manolo lo interrumpe, muy sonriente, y acercándosele para hablar en secreto le dice:

-¡Pero qué listo eres, Venancio! Ahora me doy cuenta. ¡Te estás fugando poco a poco!

En esta guerra contra… lo que sea que se está peleando, nada mas le queda a uno encomendarse a los santos:

¿Sabes alguno?

Anuncios
Etiquetado: , , ,
Posted in: Humor Mexicano