En México si pasa: apagón televisa y aventón ciudadano. 28 de abril.

Posted on 28 abril, 2010

1


El Apagón Televisa.

30 de abril y 1ero de mayo: apaga la televisión.

Una iniciativa de los mexicanos para dejar de ver por dos días la señal de Televisa. Esto inicio a partir de comentarios de periodistas (Carlos Marín, Ciro Gómez Leyva, entre otros) en los cuales calificaban de ignorantes y bajos a todos aquellos que utilizan twitter, facebook, chats, blogs, etc. Esto sin mencionar las descalificaciones que el gobierno a arremetido contra este medio de comunicación.

Sorpresa.

Señores, este es El Medio de Comunicación.

Esta es la democratización de los medios de comunicación.

Y aquí, la comunicación es de los dos lados. Y esta es la respuesta a esos medios anticuados y vendidos.

La respuesta es no nos gusta, y estamos aprendiendo rápidamente a movilizarnos gracias a la red.

Antes estabamos solos.

Hoy no, hoy estamos conectados y de Yucatán a Baja California, México puede ser uno.

Y puede empezar a cambiar al gobierno, a los medios de comunicación, al país.

Los ignorantes son ellos, por creer que los mexicanos vamos a seguir su juego.

Cuidado, apenas estamos empezando.

Apagón Televisa.

El Aventón Ciudadano

El aventón ciudadano llegó el 27 de abril a la Cd. de México a entregar una propuesta:

¡Felicidades!

Saldos y Citas: hoy en el Senado. 27 de abril.

Éstos son los primeros saldos de Aventón Ciudadano, según uno de sus principales protagonistas: Alberto Serdán

Fueron más de 6,000 kilómetros, 45 ciudades, 52 aventones, cientos de personas que apoyaron el Aventón Ciudadano entre quienes recibieron y dieron aventón así como las personas que difundieron el recorrido vía Twitter y a través de los medios de comunicación locales.

Este viaje promovió las propuestas de la Asamblea Nacional Ciudadana:

*Menos dinero a partidos con una fórmula que liga su financiamiento a la votación válida y no al padrón electoral como ocurre ahora;

*Que los partidos estén sujetos a la Ley de Transparencia y a la de Adquisiciones para que los ríos de dinero que han recibido puedan ser vigilados por la ciudadanía;

*Que haya competencia política ante unos partidos que no funcionan; por eso, candidaturas independientes y fácil formación de partidos con financiamiento público sólo a gastos fiscalizados y que hayan obtenido al menos el dos por ciento de la votación.

* Y mecanismos para que la voz de la ciudadanía influya de forma directa en la toma de decisiones: más poder a la ciudadanía. Por eso la iniciativa ciudadana preferente, con plebiscito y referéndum, reelección con revocación del mandato y sin fueros, valor jurídico del voto nulo, acciones colectivas y derecho de tutela de derechos básicos.

En suma, un grito para que los problemas de la democracia se resuelvan con más democracia y no con autoritarismo, cerrazón y desdén hacia la ciudadanía, como parece ser el caso de la reforma política que están cocinando Manlio Fabio Beltrones, Gustavo Madero y Carlos Navarrete, en el Senado, y Beatriz Paredes, César Nava, Jesús Ortega y Fernando Gómez Mont, desde las dirigencias de los partidos y el gobierno, bajo el eufemismo de la “reforma posible” o “mejor quedémonos como estamos”.

Pero más allá de promover estas propuestas, el Aventón Ciudadano encontró que es un mito que la ciudadanía “no se organiza”, “es apática”, “no se involucra”. El Aventón Ciudadano descubrió, en apenas cuatro días, que la ciudadanía sí se organiza:

*Ante el estadio que se pretende construir en una zona de reserva ecológica en Monterrey con el sometimiento de los legisladores locales a los intereses de las empresas patrocinadoras.

*Contra el túnel que busca destruir la loma Santa María en Morelia para conectar con el “complejo empresarial Monarca”.

*El grupo Oasis San Juan de Dios de enfermos de VIH/SIDA que protestan en Mérida porque les expropiaron su albergue para construir un penal sin plan de reubicación alguno;

*El grupo de queretanos que luchan por reducir las tarifas de transporte público más altas del país –a costa de subsidiar, con alto efecto mediático/electoral, la tenencia de un puñado de ciudadanos.

*El grupo #ChiapaTuit de tuiteros chiapanecos que trascendieron la mera diversión para convertirse en una eficiente red de apoyo.

*Y, por supuesto, los padres de los bebés que fallecieron en la Guardería ABC y que ahora luchan por una justicia que significa la aprobación de una Ley General de Estancias Infantiles.

Éstas y otras historias fueron recogidas por el Aventón Ciudadano, que constató que a la par de una ciudadanía que se organiza, está una clase política que no la escucha. Una ciudadanía que debe conformarse con explicaciones como en Mexicali de que un servicio público local no puede llevarse a cabo hasta que los funcionarios alineados con Manuel Espino o con César Nava se pongan de acuerdo: un pleito a dos mil kilómetros de distancia que afecta a la banqueta de sus casas. Queda claro que los “votantes votan, pero no eligen”.

El Aventón Ciudadano también constató que existe una ciudadanía valiente que desafía a la violencia, los secuestros, las ejecuciones, los levantones y la inseguridad a través de la confianza, la generosidad y la solidaridad con causas que consideran justas. Fue un viaje de aventones que solo fue posible gracias a la confianza que se produjo entre desconocidos.

Este Aventón ha sido una gran lección para sus participantes. Ojalá lo sea para los legisladores que tienen en sus manos la aprobación de la reforma política. Ya veremos si hacen una reforma que nos represente o una que beneficie a los de siempre. Ya veremos si abren el sistema o lo cierran aún más, sea aprobando una legislación regresiva o simplemente haciendo nada. Si apuestan a la inclusión o apuestan por la exclusión y marginación que puede derivar, más pronto que tarde, en violencia y radicalización.

En tanto, hemos demostrado, una vez más (y como han hecho otros grupos en otros lugares y otros tiempos), que ejercer la ciudadanía está en nuestras manos.

Nota en CNN del 27 de abril: Movimiento ciudadano llama a legisladores a discutir la reforma politica

Que no pase desapercibido.

Entérate.

Entera a otros.

Coraje Civil.

Anuncios