Breve historia del narco mexicano.

Posted on 13 mayo, 2010

2


Para darnos una idea desde cuándo el narcotráfico forma parte de la vida cotidiana en México, este resumen. Artículo publicado en el blog Radio Contempo Magazine el 28 de marzo:

Los orígenes del narcotráfico en México.

El narcotráfico en México tiene sus orígenes a finales del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX con la llegada de los chinos a las zonas mineras de Sinaloa, como mano de obra barata, ellos sembraron la amapola, flor utilizada como forma de ornato en patios y jardines. Durante la década de los 20 del siglo XX, la crisis minera en el Norte del país trajo consigo el uso de la amapola como droga creciendo el uso del opio en esas zonas y que originó la extensión de plantíos en el hoy famoso triángulo dorado de la droga, Sinaloa, Chihuahua, Durango, estados fabricantes de la heroína para el consumo de los estadounidenses que regresaban de la Segunda Guerra Mundial.

En años 70´s es cuando se consolidan las familias de narcotraficantes: los Favela, Fonseca Carrillo, Caro Quintero, Payán. Aunque ya en estos años se afirmaba que Raúl Salinas Lozano padre de los hermanos Salinas de Gortari era el gran padrino de las drogas en México. Los grandes capos de esta época fueron: Jorge Favela, Pedro Avilés “El León de la Sierra”, y Ernesto Fonseca Carrillo “ Don Neto”.

Junto a estos capos crecen en paralelo jóvenes narcotraficantes de los que destacan Rafael Caro Quintero, Juan José Esparragoza Moreno alias El Azul; Rubén Cabada. (ya algunos de estos nombres los conocemos)

Con la industrialización en Colombia de la cocaína, la presencia de ésta en México hizo que surgieran narcos que la trasladaban la droga del sur de México a los Estados Unidos y salieron a luz pública los nombres de los Arrellano Felix, los Carrillo Fuentes, los Guzmán Loera, capos traficantes más que fabricantes de la droga.

Al ser golpeado el narco en Colombia se entrega la distribución total a los narcos mexicanos los que ganan millonadas de dólares con su venta en los E.U, consumidor por excelencia de la droga.

Pero la baja del los precios de la droga y la aparente reducción del consumo de la droga en los Estados Unidos, ha sido uno de los factores de las guerras de los carteles mexicanos por la conquista de un mayor mercado estadounidense y nacional, otro factor de esta guerra de los narcos es la disputa por la exclusividad del tráfico y de la distribución de la cocaína colombiana. El trofeo será el control oligopólico individual de una organización o federación única de narcos del mercado de la droga en México, en lugar de que existan una docena de organizaciones de narcos mexicanos, el fin de esta lucha es la eliminación total de toda competencia, a la cual se le enfrenta con violenta saña.

En los años recientes el narco mexicano abre la brecha en México del consumo de las drogas principalmente la mariguana y la cocaína, los inhalables, después los estimulantes de tipo anfetamínico, de menor consumo que la heroína, y los alucinógenos. En la actualidad los niveles de producción y tráfico de las drogas en México en lugar de disminuir han aumentado. El consumo se da principalmente en las zonas urbanas, y la edad promedio es entre los 18 y 34 años de edad. En promedio mas de 5 millones de mexicanos, hombres y mujeres consumen una droga de las antes señaladas.

Las ciudades de mayor consumo son: Tijuana; Ciudad Juarez, Guadalajara y Ciudad de México, en una lista de mayor a menor consumo promedio por habitante.

El aumento del consumo de las drogas es reciente, ya que subió de un consumo promedio de 3.5 millones en el 20o2 a 5 millones en el 2008. Con una tendencia mayor en los años 2006 al 2008, originada por la dificultad de traficar drogas hacia Estados Unidos.

El gobierno mexicano ha identificado a siete grandes cárteles de la droga que operan en territorio nacional y que se han asociado “de una u otra forma” a células de colaboradores, “que operan con cierta independencia económica” en distintos niveles, y que son protegidas en todo momento por estos grupos criminales.

De acuerdo con un informe de la Procuraduría General de la República, las bandas de narcotraficantes más poderosas son: el Cártel de Tijuana de los hermanos Arellano Félix, el Cártel de Colima de los hermanos Amezcua Contreras; el Cártel de Juárez, herencia de Amado Carrillo Fuentes.

Además del Cártel Sinaloa, de Joaquín El Chapo Guzmán y Héctor Luis Palma Salazar, El Güero Palma; el grupo de Osiel Cárdenas denominado Cártel del Golfo y por último el de Pedro Díaz Parada El Cacique Oaxaqueño y el “Cártel del Milenio” de los Valencia.

Así pues, para la PGR el Cártel de Tijuana, liderado por Francisco Javier El Tigrillo Arellano Félix, es “uno de los grupos más violentos”, y tiene su zona de influencia y operación en Tijuana, Mexicali, Tecate, Ensenada y El Valle.

En particular, algo distingue al Cártel del Golfo, que opera con un brazo de corte paramilitar, integrado por ex elementos de las Fuerzas Armadas Los Zetas, quienes actúan en forma de comando para realizar ajustes de cuentas, pero también para controlar las zonas de influencia”.

Paralelo a todo esto se ha afirmado que los grandes capos son coroneles del narcotráfico mexicano y que los grandes comandantes o PADRINOS son políticos mexicanos como ejemplo los hermanos Salinas de Gortari, o los hermanos Carlos y Jorge Hank Rhon para señalar los mas conocidos. El PAN no es ajeno a las complicidades de líderes políticos del partido, recordemos a Ernesto Rufo Appel y sus relaciones con los Arrellano Félix. También al gobernador de Morelos Sergio Estrada Cajigal, donde se instaló el famoso narcotraficante Juan José Esparragoza Moreno alias “El Azul”, cuya hija precisamente estuvo relacionada con el gobernador panista. O del exembajador de México en Canadá, Emilio Goicochea con sus relaciones con los Arrellano Felíx, también sabemos las relaciones de exfuncionarios de la SIEDO con narcotraficantes, o la aquella anécdota donde el hermano del narcotraficante Sergio Villarreal “El Grande” fue quien instaló el equipo de sonido en un acto encabezado por Felipe Calderón el pasado 12 de mayo del 2009 en Torreón, Coahuila. El narco ya se instalo en todos los rincones de la política mexicana.

El artículo continúa con el orígen de los zetas y de la familia michoacana para concluir:

Entonces:

La guerra por del poder, por el territio y por el dinero que implican los negocios adyacentes al negocio del tráfico de drogas es lo que ha marcado los últimos años a nuestra opinión pública. El tema es muy complejo si, de hecho hay tantas fuentes de información como nombres implicados, pero que por lo mismo ofrecen diferentes versiones de los hechos y de la historia.

Este no pretende ser de ninguna manera un gran análisis, solo es una forma de dar a concer parte de los antecedentes que originaron esta guerra incontrolable, hasta el momento para los dos gobiernos más afectados: el mexicano y el norteamericano.

Fuentes: http://mx.globedia.com www.uam.es/carlos.resa/ http://www.cronica.com.mx

Con que detrás del narco hay políticos, como los Salinas de Gortari o los Hank.

Entonces, también habrá empresarios…

El hecho de que los Salinas de Gortari sean realmente uno de los principales comandantes o “padrinos” de los narcotraficantes explicaría mucho.Por ejemplo, la razón por la cual sigan existiendo rumores legendarios sobre la mano de Carlos Salinas detrás del “gobierno de títeres”, aún hoy.

Si el mito de su poder sobre la política mexicana es cierto, entonces… definitivamente él tendría que estar detrás de un negocio muy lucrativo que le diera el poder económico para manejar a su antojo el destino de esta nación.

He aquí una entrevista a Miguel de la Madrid por Carmen Aristegui donde se habla al respecto:

Nota de SDP Noticias al respecto:

El ex-presidente Miguel de la Madrid Hurtado le dio la sorpresa a México al acusar a Carlos Salinas de Gortari de corrupto; de haberse robado la partida presidencial–algo que ya había acusado Luis Téllez–y de solapar el hecho de que Raúl Salinas, su hermano, tenía nexos con el narco y estaba llevando dinero del tráfico de drogas por carretadas a Suiza.

Ahora bien. Según Miguel de la Madrid al gobierno actual no le conviene investigar a Salinas porque “la justicia estorba” y “la impunidad es necesaria” para ejercer el poder.

Y después, hace casi un año aproximadamente, el 13 de mayo del 2009, de la Madrid se retractó. Declaró que sus comentarios no tienen “exactitud ni validez”.

¿Por qué se retractó? La respuesta podría encontrarse en el post el horripilante caso Carlos Salinas de Gortari.

¿Ver más sobre la historia del narcotráfico en México? Narco Historias Extraordinarias Parte 1 de la Revista Nexos.

Anuncios