México y la violencia según Gómez Mont.

Posted on 17 mayo, 2010

0


Publicado en Por Esto! el 16 de mayo:

“Este nivel de crispación
está siendo fomentado
por los medios”.-
Fernando Gómez Mont

No, México no es un país violento. Esa imagen la crean perversamente los medios de comunicación. México tiene una tasa de 11.5 homicidios al año, menor que las de Brasil, Sudáfrica, Jamaica, la República Dominicana o algunas ciudades de los Estados Unidos. Y “ahí nadie habla de violencia”. Más del 90 por ciento de los que mueren víctimas de la violencia son pandilleros o tienen algún vínculo con el crimen organizado. Los civiles inocentes son los menos.
Por eso no debemos preocuparnos por el ataque que deja ocho jóvenes muertos y 18 lesionados en un restaurante bar de Torreón, el Juanas VIP, que apenas se inauguraba la madrugada del pasado sábado 15 de mayo. Un grupo de sicarios rafaguea el lugar en menos de un minuto, sin prestar demasiada atención a las víctimas. Al parecer, no iban detrás de nadie en especial sino simplemente querían mandar un mensaje, como el del 31 de enero en El Ferrie, también en Torreón, cuando 10 jóvenes murieron por acudir a un bar propiedad del grupo equivocado.

Pese a la tendencia de los medios a dar a la violencia una importancia que no merece, la matanza del Juanas VIP no domina los encabezados de los periódicos del domingo 16 de mayo. Esta posición de privilegio le toca a la desaparición de Diego Fernández de Cevallos. La situación me trae a la memoria lo que aconteció después del ataque al Ferrie. En aquella ocasión, los encabezados los obtuvo la matanza de 15 jóvenes en Villas de Salvárcar en Ciudad Juárez. Cada vez es más difícil llevarse los titulares en México. Ocho muertes no son suficientes.
La misma mañana del 15 de mayo aparecen cuatro cuerpos de estudiantes en Gómez Palacio, ciudad duranguense unida a Torreón en una conurbación en la Comarca Lagunera. Las cabezas se encuentran sobre el cofre de un auto; en el interior del vehículo están los cuerpos. En otro vehículo aparecen dos cuerpos calcinados. Otros homicidios sin relación se registran el fin de semana en la Comarca Lagunera.

Apenas un día antes, el jueves 13 de mayo, el secretario de Gobernación Fernando Gómez Mont visita la Comarca. Una nota de Luis Morales de El Siglo de Torreón señala que en el perímetro del hotel sede de su reunión con el gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, hay más de 100 policías y soldados así como vehículos militares con rifles de alto poder y lanzagranadas. “Siete camionetas blindadas seguían a la reforzada camioneta donde iban Gómez Mont y Moreira… La seguridad dentro del hotel corrió a cargo de 24 agentes del grupo especial de la FGE [Fiscalía General del Estado] y en el exterior había más de 60 elementos de la policía del estado, junto a 20 agentes de la Policía Federal y el resto soldados.” Detrás de esta protección, no sorprende que en el gobierno se piense que la percepción de violencia es una invención de los medios.

La nueva matanza de Torreón, sin embargo, apenas ocupa un lugar modesto en algunas primeras planas del 16 de mayo. Los decapitados de Gómez Palacio quedan relegados a páginas interiores, como las notas de otras ejecuciones; por ejemplo, la de seis zacatecanos ejecutados en camino a un centro psiquiátrico de Durango. No es sólo que el secuestro del Jefe Diego haya dominado la atención de los medios, sino que la acumulación de matanzas ha generado ya un hartazgo informativo.

El Ejecutómetro del Reforma registra 3,956 ejecuciones en 2010 hasta el 14 de mayo, de los cuales 123 fueron decapitados y 270 torturados. ¿Exagera el diario? Parece que no. Registra menos de 18 mil ejecuciones en el sexenio. La Secretaría de Seguridad Pública reconoce 22 mil.

JEFE DIEGO

Un hombre de recio carácter, próspero abogado, agricultor, ex legislador y ex candidato presidencial, que insistía en conducir él mismo sus camionetas y andar por la vida sin protección, es la nueva víctima de un secuestro de “alto impacto”. Diego es un personaje singular, un referente de la historia contemporánea de México.

Anuncios