Grupo paramilitar mata a Timoteo Alejandro Ramírez

Posted on 24 mayo, 2010

0


Publicado en la revista Contralínea el 20 de mayo:

Timoteo Alejandro Ramírez, líder triqui de la comunidad de Yosoyuxi y uno de los principales impulsores del Municipio Autónomo de San Juan Copala, Oaxaca, fue asesinado en su casa este jueves 20 de mayo de 2010.

De acuerdo con Miguel López, campesino de Yosoyuxi y simpatizante de la lucha por la autonomía de la “nación triqui”, los asesinos serían del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), en complicidad con la Unidad para el Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort).

A la comunidad de Yosoyuxi, la tarde del jueves llegó un automóvil Jetta, color blanco y sin placas, procedente de La Sabana, controlada por la Ubisort. Sus dos tripulantes ofrecieron a los lugareños la venta de comestibles (maíz). Cuando descargaban la mercancía en casa de Timoteo Alejandro, los falsos vendedores dispararon contra el líder triqui y su esposa Cleriberta Castro.

Nadie se percató en el momento. Los asesinos entraron como salieron, con dirección a Putla. Desde hacía seis meses comerciaban en Yosoyuxi refrescos y cervezas. Minutos después del crimen, un vecino de la familia Alejandro Castro encontraría los cuerpos cuando intentaba comprar en la tienda de Timoteo. Según los habitantes de Yosoyuxi, los dos sicarios eran mestizos. Presumen que fueron contratados por el MULT, pero que habrían tenido ayuda también de la Ubisort y del gobierno estatal priista.

De 45 años, Timoteo Alejandro era el principal líder del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui-Independiente (MULTI), la organización que se adhirió a la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca en 2006 y convocó, a finales de ese año, a la instauración de un Municipio Autónomo triqui con cabecera en San Juan Copala, el principal centro político y ceremonial de ese pueblo indígena.

La convocatoria cautivó a triquis de decenas de comunidades, que comenzaron a abandonar a las dos organizaciones históricas de la región: el MULT y la Ubisort, esta última afiliada al Partido Revolucionario Institucional (PRI). El Municipio Autónomo fue declarado en enero de 2007; pero los liderazgos históricos desplazados amenazaron a las nuevas autoridades autónomas, elegidas mediante usos y costumbres de la cultura triqui.

A mediados de 2006, cuando las comunidades que formarían el MULTI ya se habían separado del MULT, una emboscada acabó con la vida del primogénito de Timoteo, también de nombre Timoteo Alejandro. El joven contaba con 19 años de edad. Los indígenas de Yosoyuxi acusaron al MULT.

Las emboscadas contra los impulsores del Municipio Autónomo continuaron hasta que el 28 de noviembre pasado, grupos paramilitares de la Ubisort y, aseguran simpatizantes del Municipio Autónomo, también del MULT, impusieron un cerco y un toque de queda permanente a San Juan Copala.

Desde hace seis meses, los grupos armados cortaron los cables de energía eléctrica y teléfono y rompieron los ductos del agua potable. Nadie puede caminar las calles de Copala porque los paramilitares, apostados en las colinas circundantes, en el barrio de La Sabana y en los cuarteles que el Ejército y la policía abandonaron, disparan contra toda aquella persona que intente salir de su casa. Sólo algunas mujeres pueden caminar unas horas al día en ese pueblo triqui. La presidencia municipal, la iglesia, las escuelas y las casas habitación son baleadas día y noche por los grupos armados.

San Juan Copala y Yosoyuxi, las principales comunidades impulsoras del Municipio Autónomo, se encuentran en medio de las comunidades pertenecientes a las organizaciones que le son antagónicas: la Ubisort y el MULT. El Jetta blanco con los atacantes provenía de La Sabana, controlada por la primera; una vez perpetrado el asesinato, huyó por Putla, zona controlada por el MULT, aseguran los habitantes de Yosoyuxi.

Por este crimen, los triquis que impulsan el Municipio Autónomo responsabilizan al MULT y a la Ubisort, pero sobre todo al gobierno del priista Ulises Ruiz Ortiz. La operación, denuncian, fue directamente orquestada por el secretario General de Gobierno, Evencio Nicolás Martínez.

A Timoteo Alejandro y a Cleriberta Castro les sobreviven 10 hijos: siete mujeres y tres hombres cuyas edades ascilan entre los tres y los 20 años.

Anuncios