Dos menores en Cd. Mier muertos por ataque del ejército: CNDH

Posted on 16 junio, 2010

0


Publicado el 16 de junio en CNN en Español:

Los soldados mataron a los menores Martín y Bryan Almanza Salazar, de 9 y 5 años, en Ciudad Mier, Tamaulipas, al norte del país, concluyó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

En la presentación de su investigación, el organismo explica que el pasado 3 de abril, trece personas que viajaban a bordo de una camioneta, “fueron agredidas con disparos de armas de fuego y granadas de fragmentación por servidores públicos de la Sedena (Secretaría de la Defensa Nacional)”, por lo que dos hermanos perdieron la vida.

En la documentación de la recomendación, la CNDH revisó 17 dictámenes periciales, 10 sobre las lesiones en los cuerpos, 5 opiniones técnicas y 2 sicológicas.

El informe detalla que las víctimas circulaban por la carretera de Nuevo Laredo a Reynosa y observaron a un grupo de vehículos militares, desde donde les indicaron que continuaran su camino.

“Sin embargo, al pasar el último vehículo militar, los elementos del Ejército Mexicano les comenzaron a disparar con sus armas de fuego e, incluso, con granadas de fragmentación”, lo que refuta versión de que se trataba de fuego cruzado entre criminales y militares.

Los testimonios y opiniones de expertos prueban que detrás y delante de la camioneta en que viajaba la familia agredida no había más vehículos que los del ejército.

El pasado 9 de junio, Cinthia y Martín Almanza, padres de los menores quienes resultaron heridos en el ataque, se reunieron con el presidente Felipe Calderón para rectificar frente a él sus testimonios y asegurarle “que los militares mataron a mi hijos”, dijo Cinthia.

Entonces el presidente prometió que los responsables de las muertes recibirían su castigo.

El Ejército obstruye investigación

En conferencia de prensa el pasado 30 de abril, la Sedena deslindó a los militares de estos hechos. Dijo que el “accidente” de la muerte de los niños sucedió tras la agresión de integrantes del crimen organizado contra militares.

El 9 de abril, Fernando Gómez Mont, titular de la Secretaría de Gobernación, dio a conocer la misma versión, que los pequeños murieron por un “fuego cruzado”.

En su informe la CNDH señala la “falta de colaboración de la Sedena”, quien se negó a proporcionar información sobre la averiguación previa del caso, y se negó el acceso a los exámenes toxicológicos que se debieron practicar a los militares que intervinieron en el caso.

Las recomendaciones

Finalmente, el organismo defensor de los derechos humanos señala que “debido al grave riesgo en que se colocó la vida de la familia, así como el sufrimiento físico y psicológico de que fueron víctimas, por los largos momentos de desesperación que sufrieron, la magnitud de la violencia utilizada en su contra y los esfuerzos por conservar sus vidas, constituye una violación al derecho a la seguridad e integridad personal y al trato digno”.

La CNDH pide la Sedena que repare los daños e indemnice a la familia de los menores muertos, que instruya a su personal “a que se abstenga de alterar las escenas de los hechos”, implemente un mecanismo de control para que los militares sean sometidos a exámenes toxicológicos y psicológicos y se garantice a las víctimas el pleno acceso a la justicia.

Ojalá no se quedara sólo en recomendaciones.

Ojalá la noticia salga publicada en los diarios y canales de televisión y radio de todo el país.

Ojalá…

Por lo pronto, no creemos que esto vaya a suceder.

Pero al menos en Internet podemos enterarnos y publicar que esto existe.

Que esto pasa… en México.

Anuncios