351 muertos en menos de una semana.

Posted on 18 junio, 2010

0


Publicado en Por Esto! el 16 de junio:

Unas 351 personas han sido asesinadas en menos de una semana en México, en la más fuerte oleada de violencia desde que en 2006 asumió la presidencia Felipe Calderón, quien atribuyó la escalada a pugnas de los carteles de las drogas y a los “golpes” que les ha propinado su gobierno.

Sólo este miércoles, fueron asesinados siete policías por comandos armados en los alrededores de Monterrey (norte), tercera ciudad del país. Cinco de ellos fueron secuestrados en su domicilio, torturados y luego ejecutados, señaló el gobernador de Nuevo León Rodrigo Medina.

En Ciudad Juárez, fronteriza con Estados Unidos, seis personas fueron masacradas al salir de un centro de rehabilitación de adictos.

La crudeza de la violencia llevó a Calderón a dar un mensaje televisivo a la nación, la noche del martes.

“Hemos propinado golpes importantes a todos los carteles sin excepción. Esto ha generado división entre las bandas criminales, por esa razón, pero sobre todo, por sus tradicionales rivalidades y las guerras entre ellos se han generado ejecuciones violentas“, manifestó.

Calderón ha hecho del combate al crimen organizado el eje de su gobierno para lo cual ha desplegado mas de 50,000 militares, aunque sin lograr frenar una violencia que ya suma más de 30,000 muertos desde 2006.

Los crímenes de la última semana se han repartido en toda la geografía mexicana pero los más graves se han concentrado en cuatro estados sobre el Pacifico: Sonora, Nayarit, Michoacán y Guerrero; y en tres del norte y noreste: Chihuahua, Nuevo León y Tamaulipas.

En el Pacifico tiene fuerte presencia el cartel de Sinaloa de Joaquín “El Chapo” Guzmán, el capo más buscado por Estados Unidos, y grupos aliados que también disputan el control de plazas en Chihuahua al cartel de Juárez. En tanto en Tamaulipas y Nuevo León, el grupo narcotraficante “Los Zetas”, creado por antiguos militares, libra una batalla a muerte con el cártel del Golfo.

La escalada violenta se desató la noche del 10 de junio con 19 muertos, en un ataque a un centro de rehabilitación de drogadictos en la capital de Chihuahua, por pistoleros de ‘Los Aztecas’, una banda del cártel de Juárez.

Desde entonces los ataques con decenas de muertes se suceden a diario, incluyendo acciones temerarias como la emboscada el lunes a una caravana policial en una carretera de Michoacán (noroeste), que dejó 13 muertos, y que el gobierno atribuyó al cartel de La Familia.

Ese mismo día 29 presos, casi todos de “Los Zetas” fueron acribillados en un penal de Sinaloa. Las autoridades señalaron como autores a un grupo al servicio de “El Chapo”.

A estos ataques en puntos específicos, se suman los sangrientos recorridos de comandos armados que han dejado un reguero de muertos en las calles de dos ciudades: Madero, el viernes en el estado de Tamaulipas (20 muertes) y en Tepic, el fin de semana (30).

En Nayarit el fin del año escolar fue anticipado por temor a nuevos ataques en las calles. La orden se dio “para que las niñas y los niños estén en su casa y nosotros podamos actuar”, dijo el gobernador, Ney González.

No existe un balance nacional oficial de cifras de muertos, pero los recuentos que diario actualiza la prensa, basados en reportes de fiscales y autoridades locales, coinciden en señalar que las últimas jornadas son las más violentas del actual gobierno.

“Han sido los días con mayor violencia en el sexenio, pero es un nivel de escalamiento continuo desde el año 2003. Esto se pronosticaba en los cálculos de cómo se estaba comportando la violencia en el país”, comentó a la AFP el ex fiscal y consultor en seguridad Samuel González.
El experto señaló que la ola violenta no se puede relacionar directamente con los comicios regionales del 4 de julio, cuando se elegirán 12 gobernadores, pero anticipó que podría tener un efecto de castigo para el conservador Partido Acción Nacional (PAN).

¿Cuántos muertos más necesitamos para despertar?

Anuncios