El arzobispo que sabe donde esta el Chapo… y nadie escucha.

Posted on 5 noviembre, 2010

0


No es la primera, ni la segunda vez. Ni la tercera. Este arzobispo se ha cansado de repetir y ha tenido que callarlo también: que él sabe dónde esta el Chapo, que todos en Durango lo saben y nadie hace nada. Publicado en la revista Proceso:

A sabiendas de que la Procuraduría General de la República (PGR) investiga la presunta relación de un sacerdote con el narco en la Diócesis de Durango, el arzobispo de esa entidad, Héctor González Martínez, volvió a hacer alusión a Joaquín El Chapo Guzmán e incluso aseguró que se encuentra en Durango.
En declaraciones a reporteros locales, el jerarca de la iglesia en el estado de Durango mencionó que el líder del cártel del Pacífico es “omnipresente” porque lo mismo se le ve en la capital duranguense que en Tamazula o Huazamota y hasta en Zacatecas.
Además, sostuvo que él tiene conocimiento de ello porque  “tengo un hilo directo por el que me entero”.
No es la primera vez que González Martínez alude a El Chapo de manera tan familiar. En abril del año pasado, provocó un escándalo cuando reveló que  El Chapo vivía en Durango, y acusó a la PGR de no hacer nada por detenerlo.
Ahora, aportó otro dato no menor: aseguró que el narcotraficante sinaloense cuenta con propiedades por San Andrés del Teul, un poblado zacatecano localizado en el municipio Jiménez del Teul.
Al preguntarle los reporteros cómo obtenía esa información, el prelado afirmó: “¡Ah!, es que tengo un hilo directo por el que me entero”.
En la improvisada entrevista, el arzobispo de Durango también pidió rezar por los que se “portan mal”, incluso por aquellos que se dedican al crimen y por los que perdieron la vida de manera violenta.
En la homilía del Día de los Difuntos, el prelado admitió que los sacerdotes han recibido amenazas y que la Iglesia, por lo menos de Durango, se encuentra libre de las “narcolimosnas”.
También hizo referencia a varios temas, como la muerte violenta, donde destacó que los católicos son gente de vida, “naturalmente la vida se opone a la muerte injusta y violenta que no es normal, como lo que está sucediendo: dos (ejecutados) aquí, dos allá o 15 más allá. Esto es alarmante, todo esto es la desestima que tienen muchos por la vida propia, la poca estima de la vida ajena, cuando la mujer se atreve a abortar o se da una muerte violenta de tantos que matan degollados, encobijados, etcétera, eso es alarmante”.
Enseguida hizo un llamado a los presentes a que recen y pidan por la paz, “pero sobre todo por los que se portan mal, por esos que andan por ahí quitando vidas al por mayor, porque no saben lo que están haciendo”.
Héctor González también fue cuestionado sobre las narcolimosnas:
“Nombres, nombres, díganme dónde porque yo no tengo conocimiento de algo así”, y luego se desmarcó: “Ese caso está muy lejos de Durango, (refiriéndose a un templo supuestamente edificado con recursos del narcotráfico en Tamaulipas), y gracias a Dios que los sacerdotes en Durango tienen una conciencia muy clara y la gente sabe también que para limpiar las culpas no basta dar dinero y menos si está sucio”.
En el caso de la arquidiócesis de Durango, sostuvo que los sacerdotes saben que no deben aceptar este tipo de donativos, y “hasta ahorita yo no tengo conocimiento de que alguna iglesia o edificio se haya construido con lavado de dinero, pues gracias a Dios los sacerdotes tienen un cuidado esmerado en ese sentido”.
Además, insistió en que algunos curas lamentablemente han sufrido amenazas, sobre todo en las zonas serranas de Durango, aunque pese a ello la labor sacerdotal continúa y por ello proseguirá la evangelización en las comunidades.

¡Ay padrecitos que no entienden el juego de aparentar!

 

Anuncios