El Valiente: Padre Alejandro Solalinde Guerra. “Es tiempo de luchar”

Posted on 31 diciembre, 2010

2


El Padre Alejandro Solalinde Guerra hace honra a su apellido materno, guerra. Y llama a la población mexicana a luchar. Este es el padre que se levanta y hace un llamado al gobierno por la red de tráfico de migrantes y la ruta de tráfico de órganos que pasa por Ixtepec, Oaxaca. Publicado en Por Esto! el 29 de diciembre:

Es tiempo de luchar. Esas, son las palabras de un hombre que enfrenta la muerte en medio de un territorio sin ley y con la conciencia tranquila. Es, el padre Alejandro Solalinde Guerra, director del albergue de migrantes “Hermanos del Camino”, ubicado en Ixtepec.
“Es tiempo de luchar. No es justo que nos tenga contra la pared la delincuencia organizada en México. Ese es el llamado que hago a todos los quintanarroenses y mexicanos. Hay que luchar, no hay que tener miedo porque esa gente (los zetas), basan su poder en el miedo. Hay que enfrentarlos y ser inteligentes”, sostiene en entrevista con los diarios POR ESTO!, el sacerdote que ha decidido alzar la voz en contra de la violencia, la corrupción y la impunidad generada entre la delincuencia organizada y los tres niveles de gobierno.

Y es que los diarios POR ESTO! se trasladaron a Ixtepec, Oaxaca, un lugar ubicado a mil 320 kilómetros de Cancún aproximadamente, poblado que no es conocido por ser el corazón del Istmo de Tehuantepec en la sierra oaxaqueña, sino por ser el lugar donde se ha descubierto una red de tráfico de migrantes además de una ruta de tráfico de órganos humanos que abarca gran parte del sureste del país.
En la visita, el padre Solalinde Guerra, vía telefónica, saludó al Director General de los diarios POR ESTO!, el periodista Mario Renato Menéndez Rodríguez, quien de manera cordial le externo la solidaridad de nuestra casa editorial a la lucha social que ha emprendido y que estaremos atentos al trabajo que desarrolla para brindarle siempre nuestras páginas para denunciar todas y cada una de las atrocidades que se cometen en contra de los migrantes. Fue una charla breve pero sustanciosa en donde se identificaron por la labor social que desarrollan ambos personajes y su amor a este México nuestro. Don Mario, para finalizar le reiteró el apoyo incondicional de los diarios POR ESTO! a lo que el padre Solalinde Guerra, se manifestó agradecido y a manera de despedida le envió una bendición a esta casa editorial y a los miles de lectores con que contamos en México y el mundo.
Sobre esto último, el sacerdote Alejandro Solalinde habla sin temores, sin tapujos y como él mismo sostiene, con “los pelos en la mano” de un problema que no es de ahora, sino que lleva tiempo enclavado en una zona marginada de México, donde la autoridad no existe.
Por eso, a pregunta expresa de los diarios POR ESTO!, el párroco amenazado de muerte por los “Zetas” denuncia una ruta establecida que va desde Coatzacoalcos Veracruz, el municipio de Arriaga en Chiapas y ciudad Ixtepec, donde se encuentra el refugio para Migrantes guatemaltecos, hondureños y Salvadoreños.

POR ESTO!, ¿Señor, he leído que usted ha denunciado esta problemática del tráfico de órganos con migrantes, podría platicarnos más al respecto?

Alejandro Solalinde.- Aquí tenemos tres componentes de una delincuencia bien organizada. Esta la mara salvatrucha (pandilla de migrantes), los Zetas y delincuencia local, entiéndase policías de la localidad, gente del pueblo y maquinistas.
Le voy a platicar un caso que me impacto mucho. Un grupo de extranjeros brasileños, a fuerza de estar con ellos hablaron un poco. Yo platiqué con uno de ellos y no lo hice aquí (en su dormitorio donde se desarrolla la entrevista), sino en un cuartito de madera que tenemos allá adelante.
El hablaba portugués y un poco de español y nos logramos entender. Me contó que ellos habían llegado por mar y que se dirigían a Veracruz, lo cual me llamó mucho la atención porque por lo general van rumbo al norte, no se quedan por acá.
Los llevaba un guía. A una persona migrante normal le cobraban 3 mil 500 dólares por llevarlos a la frontera pero a ellos le habían cobrado 13 mil dólares lo cual es muchísimo. Yo hasta tengo fotografías.
Al tiempo me dieron conocimiento de que ellos habían estado en Coatzacoalcos Veracruz. Al tiempo, fíjese lo que paso, encontraron a uno de ellos, un joven y él había entrado a un bar, y conoció a una mujer y ahí fue al hotel y ahí lo operaron y le quitaron un órgano. Cuando despertó vio sangre. Y él no sabía que hacer, cuando se da cuenta, habló a su familia y como pudieron se lo llevaron.
Otro caso fue un camión refrigerador con órganos que encontraron en Veracruz, sería bueno investigarlo. La información que tenemos es que algunas personas ya tienen un pedido de órganos y México se ha convertido en mercado negro.
Los pedidos llegan de Estados Unidos y de Europa. Yo me pregunto si tienen los instrumentos, si tienen la tecnología y esto ha sido lo mas secreto y lo más imperceptible hasta ahora.
Hemos hablado de que el migrante lo aprovechan para todo. Vivo o muerto. Hasta las funerarias hacen negocio. Les cobran hasta cinco mil dólares para trasladar los cadáveres y a mi me querían utilizar convencer a los familiares de usar este servicio y para firmar el reconocimiento de la defunción por medio del Ministerio Público y les dije a mí no me metan. Para esa gente (la delincuencia organizada) los migrantes no son personas, son mercancías.
Lo que ha pasado en Coatzacoalcos, Veracruz lo quieren hacer aquí, quieren trasladar la capital del secuestro al Istmo, porque así le llamó yo a Coatzacoalcos. Ellos ya tienen todo, las personas, el corredor, las rutas para poder hacer todo esto, sólo están esperando a los clientes ante la impunidad de la anterior administración estatal de Ulises Ruiz”.

La ruta de órganos humanos en México

Para comprender la importancia que ha tomado el corredor del Istmo de Tehuantepec, para la delincuencia organizada, basta con ver los números de migrantes que llegan a esa zona. En los trenes provenientes de Chiapas arriban entre 300 y 500 personas diarias por la ruta Arriaga Ixtepec Oaxaca.

De acuerdo con el padre Alejandro Solalinde, de estos sólo vuelven a emprender el viaje entre 40 y 50 migrantes, debido a que la asociación delictiva conformada por los zetas y maras salvatruchas los secuestran en este punto del Istmo sin que ninguna autoridad haya hecho al respecto.

“Ellos, los mara salva truchas y los “Zetas” abordan los trenes. Van vestidos de negro completamente y llevan pasamontañas, portan armas largas y machetes y someten a los que puedan”.

En la visión de Alejandro Solalinde, el sur de México ha tomado una relevancia debido a la delincuencia y no al progreso, puesto que es el crimen organizado el que se ha dado cuenta del potencial de una zona que ha quedado olvidada por el tiempo.
“Ellos (la delincuencia organizada), ya se dieron cuenta que el sur es un punto estratégico y geopolítico importante. Aquí en el Istmo converge mucho y como hay demasiada impunidad nadie hace nada, porque este poblado de Ixtepec supuestamente es una base militar y hasta ahora se dieron cuenta de que hay un gran problema con el secuestro de indocumentados”

“Esta zona no es sólo un paso, es un punto intermedio donde llegan los migrantes y aquí son secuestrados. El migrante es una mercancía, no es tratado como ser humano y a nadie le importa”, afirma el entrevistado.

POR ESTO! de Quintana Roo.- ¿Con todo esto, señor, cual sería el llamado que usted haría a los quintanarroenses que lo van a leer y a los mexicanos en vísperas de terminar este año?

Alejandro Solalinde.- “Es tiempo de luchar. No es justo que nos tenga contra la pared la delincuencia organizada en México. Ese es el llamado que hago a todos los quintanarroenses y mexicanos. Hay que luchar, no hay que tener miedo porque esa gente (los Zetas), basan su poder en el miedo. Hay que enfrentarlos y ser inteligentes”, sostiene en entrevista con los diarios Por Esto el sacerdote que ha decidido alzar la voz en contra de la violencia, la corrupción y la impunidad generada entre la delincuencia organizada y los tres niveles de gobierno.
La delincuencia organizada opera a través del miedo, pero si no aceptas el miedo no saben que hacer. México es un país lindo y Quintana Roo también porqué ido y lo conozco, así que no es justo que la delincuencia nos tenga contra la pared.

El año que viene es tiempo de hacer el propósito de no tener miedo, no vamos a tener miedo. Pero tampoco vamos a ser ingenuos pensando que el gobierno a veces con valores escasos vaya hacer todo. Nosotros tenemos que ser críticos y proponer, ya no debemos confiar que el gobierno hace lo que tiene que hacer porque no sabe lo que tiene que hacer.
Debemos exigir rendición de cuentas, si un funcionario público no funciona pues para afuera… y eso va también para los sacerdotes, si un sacerdote no es un buen pastor entonces los laicos tienen derecho a reclamarnos, y decirnos, sabes que padrecito, Cristo te mando para ayudarnos y atendernos, no para tener tu dinerito en el banco o en tus bolsillos…”.

La lotería mexicana tiene aún héroes que denuncian, que arriesgan su vida, que saben por qué vale vivir y por qué vale la pena morir.

Ya basta de vivir a gatas.

Anuncios