El horror en Nuevo Laredo. 3 de febrero.

Posted on 3 febrero, 2011

1


La vida no se perdona ni se respeta. Esta es la “vida” en Nuevo Laredo… y en Tamaulipas en general.

Mientras que el nuevo gobernador del estado de Tamaulipas recomienda no viajar de noche por las carreteras de la entidad, la sociedad extrañada recuerda el asesinato del candidato del PRI (hermano del actual gobernador). Irónico es que éste murió en una carretera de Tamaulipas… y de día.

Pero gracias por la recomendación, señor Gobernador…

Mientras tanto en Nuevo Laredo las noticias sobran.

Publicado en Vanguardia el 2 de febrero:

Cuando parece que se ha escuchado todo sobre la forma de actuar del crimen organizado en el País, surge una historia sin precedente que sorprende a la sociedad.

Es el caso del hallazgo, ayer, de 25 niños perdonados por los secuestradores de sus padres en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Según los primeros informes, durante un recorrido por la periferia de Nuevo Laredo, policías municipales encontraron a los menores de edad abandonados en la vía pública tras el presunto plagio de sus padres, ocho adultos que continúan en calidad de desaparecidos.

Un informe de la Secretaría de Seguridad Pública revela que los niños, nueve varones y ocho mujeres con edades de entre dos y 10 años, fueron abandonados la madrugada del martes en el bulevar Luis Donaldo Colosio y en las inmediaciones de la colonia Reservas Territoriales.

Por la mañana, en dicho lugar los agentes encontraron a los menores, a quienes trasladaron de inmediato al albergue del sistema DIF.

Las autoridades llevaban a cabo un operativo por las heladas que se aproximan en el norte del País, cuando una información anónima reveló que varios niños deambulaban por las calles, y así fue como los pudieron encontrar.

Los niños fueron identificados durante la tarde de ayer por abuelos y tíos, que refirieron cómo los padres habían sido secuestrados por grupos delictivos que operan en esta frontera.

La abuela de una de las niñas narró que su hijo Jesús Gabriel Rodríguez Leal, fue secuestrado junto con otras cinco personas.

Los desaparecidos son Gustavo Feria Antonio, Reyna Rodríguez, Hilda Delgado, Enrique Rodríguez y Gladys de Rodríguez.

Asimismo, se afirmó que hay otras dos personas, empresarios de quienes no se proporcionaron sus generales, que también fueron privadas de su libertad.

Aunque los familiares llevaban el acta de nacimiento y demás documentación de los pequeños, las autoridades se negaron a entregarlos hasta que se esclarezca la ubicación de sus padres.

Víctimas inocentes

  • 25 niños abandonados
  • 8 varones
  • 17 mujeres
  • 2 a 10 años de edad
  • 8 adultos secuestrados

Mientras tanto, seguirán las averiguaciones por parte de la PGR para encontrar al asesino del jefe de policía de Nuevo Laredo:

El secretario General de Gobierno de Tamaulipas, Morelos Canseco Gómez señaló que la Procuraduría General de la República lleva a cabo las investigaciones correspondientes del asesinato del director de Seguridad Pública de Nuevo Laredo, Manuel Farfán Carriola.

“Se harán las investigaciones necesarias, tenemos una coordinación estrecha con la Procuraduría General de la República, por parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado; hay elementos que necesariamente necesitan tener el seguimiento puntual para poder dar el resultado que esperamos y que este crimen pueda ser debidamente esclarecido”.

En entrevista con Denise Maerker, el funcionario subrayó además que se trata de un hecho trágico “que merece la condena enérgica de la sociedad neolaredense, de las instituciones tamaulipecas”.

Respecto al avance de las indagaciones dijo que la reserva y el sigilo es esencial para poder conservar la integridad de las investigaciones y no alertar a quienes pueden ser objeto de las pesquisas, “el compromiso de las instituciones de Tamaulipas con el Gobierno federal, que es el titular de la investigación, es llegar al esclarecimiento de los hechos”.

Asimismo, aseguró que se tiene un compromiso de colaboración y de coordinación entre los tres órdenes de gobierno, pues “la seguridad pública de los neolaredenses, de los tamaulipecos, de los mexicanos no debe tomar pretextos en la distinción de las competencias de los órganos de los órdenes de gobierno y tanto la autoridad municipal como la estatal y la federal tenemos que unir esfuerzos para hacer frente a las manifestaciones de violencia”.

En Tamaulipas sobran historias… falta quien las cuente.

Anuncios