¿Narco o insurgencia?

Posted on 16 febrero, 2011

2


Esa es la pregunta que revuela en algunas esferas de los EU. En muchas de ellas… y se preparan para dar una mala noticia a México. Tal vez pronto, tal vez antes de lo que pensamos, se decidan a intervenir más directamente… por necesidad, claro.

Así se pinta la situación y aquí un pequeño extracto de las muestras… sólo del día 15 de febrero del 2011. Las noticias son tomadas de la Jornada, periódico que recientemente, cuenta con información sensible y preocupante sobre el país.

Balean a dos agentes de inmigración de EU en México; fallece uno

Uno de los dos agentes especiales de la Agencia de Inmigración y Aduanas estadunidense (ICE) que fueron atacados a tiros por desconocidos la tarde del martes en México, mientras viajaban de la capital hacia la norteña ciudad de Monterrey murió y el otro resultó herido, informó la cancillería mexicana.

“El Gobierno de México condena de manera enérgica este grave acto de violencia, y expresa su solidaridad con el Gobierno de los Estados Unidos y con los familiares de las personas agredidas”, señaló la secretaría Patricia Espinosa Cantellano, sin proporcionar mayores detalles del hecho.

Antes, una portavoz de la embajada de Estados Unidos comunicó que el ataque ocurrió cerca de las 15.00 hora local en la principal carretera de norte a sur del país, en el central estado de San Luis Potosí, a unos 320 kilómetros al norte de la ciudad de México, según citó la secretaría de Seguridad Pública estatal.

En marzo del año pasado fueron asesinadas tres personas, dos estadunidenses y una mexicana, vinculadas con el consulado de Estados Unidos en la fronteriza Ciudad Juárez, por lo que el Departamento de Estado reforzó las medidas de seguridad en sus misiones diplomáticas en el norte del país.

La ciudad de San Luis Potosí, capital del estado de mismo nombre, no ha registrado muchos asesinatos vinculados con el narcotráfico, pero los cárteles han ido aumentando su presencia para usarla como base en el trasiego de drogas hacia el norte.

Los ataques contra policías locales son comunes en México; sin embargo, son pocos los registrados contra funcionarios estadunidenses.

Estados Unidos apoya con recursos y entrenamiento a México en su combate a los cárteles de la droga.

No les demos pretextos para una guerra a la que EU tiene ganas de entrar… y de lleno.

Porque al ritmo que vamos, será pronto.

EU trabajará con México para capturar a asesinos de agente, señala Janet Napolitano

Un agente de la oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) de Estados Unidos murió “en la línea del deber” este martes en México, y otro resultó herido durante un ataque perpetrado por “atacantes desconocidos”, dijo la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano.

Napolitano dijo estar “profundamente entristecida por la noticia” del ataque contra los dos agentes basados en la capital mexicana, que causó la muerte de uno de ellos.

Ambos agentes fueron blanco de “disparos en la línea del deber mientras conducían entre Ciudad de México y Monterrey por atacantes desconocidos”, señaló Napolitano en un comunicado.

El segundo agente “recibió disparos en un brazo y una pierna y permanece en condición estable”, agregó.

“Las agencias estadounidenses trabajan estrechamente con las autoridades mexicanas que investigan el tiroteo para asegurar que los perpetradores de este inescrupuloso crimen sean capturados lo más pronto posible”, señaló el texto.

“Permítaseme ser clara: cualquier acto de violencia contra nuestro personal del ICE, o del DHS, es un ataque contra todos aquellos que sirven a nuestra nación y ponen sus vidas en riesgo por nuestra seguridad”, aseveró Napolitano.

“Todos los recursos de nuestro Departamento están a disposición de nuestros socios mexicanos en esta investigación. Permanecemos comprometidos con nuestro apoyo en la frontera, con los esfuerzos de México para combatir la violencia dentro de sus fronteras”, agregó.

No estaba claro si los agentes baleados fueron objeto del ataque debido a su trabajo para el gobierno estadounidense.

El director del ICE, John Morton, consideró al tiroteo un “duro recordatorio de los riesgos y sacrificios que enfrentan cada día nuestros hombres y mujeres”.

La agencia, dijo, “trabaja estrechamente con nuestros socios aquí en Estados Unidos y en México para asegurar que aquellos responsables de este acto sin sentido sean llevados ante la justicia”.

Pero fuera del narcotráfico, también existe la resistencia, ese sentido de insurgencia desesperada por una gran parte de la sociedad mexicana…

Se enfrentan maestros y policías durante visita de Calderón a Oaxaca

Una protesta de maestros de la sección 22 de Oaxaca fue contenida por militares y Policía Federal resguardados detrás de vallas metálicas, para impedir que accedieran al lugar donde se encuentra el presidente Felipe Calderón.

A su llegada, los manifestantes que fueron cercados en la calle de Guerrero, lanzaron gritos y rechiflas en su pretensión de acercarse al lugar. “El que se quite es puto”, exclamaron. “De este a oeste ganaremos esta lucha, cueste lo que cueste”, corearon.

El michoacano se encuentraba en el Palacio de Gobierno, a una cuadra del sitio de la movilización, encabezando una ceremonia para la firma de un acuerdo de infraestructura con el gobierno del nuevo titular Gabino Cué.

La plaza central fue rodeada de vallas, militares y policías.

Azael Santiago Chepi, líder de la sección 22, reportó cuatro lesionados, dos de gravedad.

A decir del dirigente, uno de los heridos es el secretario de prensa y propaganda Gabriel Melitón Santiago, quien fue trasladado a la clínica del ISSSTE; y Gildardo Mota, reportero de Radiorama, quien sufrió una herida en la pierna derecha al recibir un disparo de un agente, también trasladado a un hospital de la ciudad.

Azael dijo que se rompía toda relación con Gabino Cué por esta agresión que ordenó en el contexto de la visita del presidente Felipe Calderón. Dijo que hasta las 10 de la mañana había sido una manifestación pacífica que se vio alterada por los policías.

Azael, reunido con los maestros, advirtió que entrarían al zócalo y exigirían al gobierno de Cué se castigue a los responsables, mientras en el atrio de San Agustín alrededor de 300 profesores gritaban: “Gabino represor, traidor para el trabajador” y “Calderón, borracho la estás regando gacho”.

Mientras eso sucedía, el propio gobernador Cué aseguraba ante el presidente Felipe Calderón que la sociedad del estado inicia un “proceso civilizado y de altura”.

Cué pidió el respaldo del mandatario federal para atender el creciente malestar que provoca la falta de personal, equipo y abasto de medicamentos en las clínicas del estado.

Tras presentarle una lista de unidades médicas pendientes de concluir, prometió que en su gobierno no habrá una actitud medrosa de pedir y no ofrecer, también se guiará por la austeridad y dignidad republicana.

Calderón dijo saber estas necesidades y prometió iniciar una era de gran cooperación con Cué que le había tendido la mano.

Más tarde, un tráiler que contenía vallas metálicas de la Policía Federal fue incendiado en las inmediaciones del zócalo de la ciudad por un grupo de jóvenes que apoya a los maestros de la sección 22 y los inconformes recibieron de manera violenta al cuerpo de bomberos que intentaba controlar el fuego en la unidad.

El saldo extraoficial de los enfrentamientos de este martes es de siete profesores lesionados, cuatro reporteros y fotógrafos heridos; 13 detenidos y daños materiales en comercios aún sin cuantificar.

¿Manifestación contra el gobierno estatal? ¿Contra el federal?

¿Y por qué es usado de esa manera el ejército?

Las preguntas sobran… y las respuestas son implícitas.

Se atan cabos, se señalan cabezas y poco a poco, la imágen se hace más clara.

Es claro que en México hay una insurgencia, a falta de oportunidades, a sobra de pobreza, discriminación, injusticias y déspotas.

Es claro que en México hay un poder con mucho poder: el narcotráfico.

¿Narco o insurgencia? La situación es compleja, sí… hay narcotráfico y juegan al terrorismo y a la violencia y a la insurgencia. Pero antes del narcotráfico, hay una población: la mayoría de la población mexicana, que necesita y busca una insurgencia.

Anuncios