Alerta en Mendoza, Veracruz.

Posted on 1 marzo, 2011

6


En Cd. Mendoza, Veracruz, en la avenida Ignacio Ramirez esquina con Rafael Moreno están las 24 horas un grupo de jóvenes que venden cocaína y mariguana descaradamente. A la vista de los vecinos, los cuales saben que ahí venden.

Están en la esquina escondidos entre los árboles. Frente a un cyber café, ahí hay un canal de aguas negras y está muy solitario. A todas horas llegan automóviles de lujo: Lincoln, BMW, Hummer, etc.

Se compra y vende con la complicidad de las autoridades porque ya se les ha denunciado a la policía que antes patrullaba. Aunque ahora ya ni se acercan.

El colmo es que han ofrecido mariguana a mis dos hijas adolescentes.

Los que venden, se turnan, nunca son los mismos.

Tienen una moto y ahora ya no podemos salir a la calle, tienen un mes que llegaron y nadie se atreve a alzar la voz. No estoy seguro de que me hagan caso.

La denuncia proviene de una persona anónima.

¿Qué hacer en estos casos?

Lo normal sería acudir a las autoridades apropiadas: la policía. Lamentablemente, gran parte de la policía es corrupta.

Se dice que el ejército es más confiable y menos corrupto.

Por la experiencia en Tamaulipas, el ejército ataca a los Zetas pero al Cártel del Golfo no. Se dice en Tamaulipas que el CDG lleva rotuladas las camionetas para que el ejército no les confunda y les ataque a ellos ( pues son, podría decirse, que del mismo bando).

Entonces, habría que saber de qué cártel son estas personas en Mendoza, Veracruz. Y si antes la policía patrullaba y ahora ya ni eso, entonces queda más claro que no va a haber una respuesta de parte de ellos.

De poco sirve acudir a las autoridades si están coludidos y no habrá resultados. Al contrario, podrían existir represalias en contra de quien denunció.

El caso de Marisela Escobedo, Susana Chavez, reporteros y activistas muertos son una clara evidencia de que reclamar por las injusticias y crímenes que sufre la población es un riesgo claro. Ni siquiera sirvió llevarlo a las instancias más altas de autoridad. Nadie escuchó a Marisela Escobedo a pesar de años de protestas, a todos los niveles.

Aún así, es nuestro deber y derecho exigir una vida digna.

En este caso, recomendamos a las personas que se encuentran en situaciones como ésta, ver la página Estemos Unidos Mexicanos sobre cómo organizarse en las colonias y poblados para estar al tanto de qué sucede y dónde sucede. Incluye recomendaciones como tener el teléfono de todos los vecinos, saber quién entra y quién sale de la colonia… incluye tener más comunicación entre unos y otros.

Por otro lado, le recomendamos organizarse y hacer un llamado a personas que se vean afectadas como usted. Que no sea uno el que se queja sino muchos. Que exista una respuesta de un grupo de personas.

Es más difícil atacar a uno que a muchos.

Le recomendamos leer lo sucedidó en Ascensión, Chihuahua, donde finalmente la población decidió reaccionar, tomar el poder en sus manos y sacar a quién tuvieran que sacar… corriendo el riesgo de obtener represalias.

Gracias por su aportación, esperamos le sirvan las recomendaciones.

No está solo, somos muchos mexicanos que estamos al tanto de lo que sucede.

 

Anuncios
Posted in: De Viva Voz