Armando a México: confesión de un agente.

Posted on 9 marzo, 2011

3


Excélsior publicó el pasado 5 de marzo que el gobierno de EU filtró armas a México.

El plan estadunidense se llamó Rápido y Furioso, en el cual enviaron ilegalmente casi dos mil rifles de grueso calibre a grupos que trabajan con la delincuencia organizada en México.

Según la oficina estadunidense de Alcohol, Tabaco y Armas, el objetivo era rastrear la cadena de contrabando; sin embargo, perdieron la huella del envío.

Entre el arsenal se encuentran los llamados rifles cuernos de chivo, comúnmente usados por los sicarios mexicanos, así como el rifle Barrett calibre .50, capaz de atravesar blindajes.

El operativo Rápido y Furioso fue ocultado al gobierno mexicano.

El Congreso estadunidense investiga el caso, pues en los hechos, EU armó a cárteles.

La operación “Rápido y Furioso” consistía en dejar pasar el contrabando de armas en la frontera. La BATF (Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego) se hacía de la vista gorda cada vez que veían a sospechosos cargando cajas con armamento en una tienda de armas. Hay hasta videos al respecto.

Algunos agentes de la BATF no estaban de acuerdo con las ordenes que tenían. Se habla de 2,000 armas que dejó pasar esta operación y que segun la oficina eran para poder rastrear a los cárteles en México.

Varios agentes dejaron de callar con la muerte de un agente del ICE en México, Jaime Zapata. El caso de San Luis Potosí.

En una entrevista a CBS afirma cual era su trabajo y que no estaba de acuerdo con ello. En el rostro se nota el sentimiento de culpa y de pesar. Saber que ellos permitieron la muerte de uno de sus agentes. Él menciona que espera que su confesión al respecto ayude a la familia del agente asesinado en México.

¿Le importará también que gracias a esas armas están muriendo muchas personas en el país vecino?

Éste es el video original de CBS en inglés subido a Youtube el 3 de Marzo:

Esta es la opinión en el programa de MVS de Carmen Aristegui… de entre otros temas:

(Pronto tendremos la traducción de la entrevista a John Dodson, del primer video en inglés)

CNN en Español publicó el 4 de marzo la siguiente nota al respecto:

Un agente federal de Estados Unidos aseguró que recibió órdenes para permitir el tráfico de armas a México, como parte de un operativo para detectar y detener bandas de contrabandistas en la frontera.

El agente, indentificado como John Dodson, de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés), fue entrevistado por la cadena de televisión estadounidense CBS, que este viernes ofrece un adelanto de la conversación en su página web.

Ante las cámaras de CBS, Dodson dijo que él y sus compañeros recibieron la instrucción de dejar pasar armas a territorio mexicano para identificar a grandes traficantes de armamento.

“Las razones que nos dieron, los supervisores en la agencia nos dijeron que ya no sólo querían capturar a pequeños traficantes (…) querían los grandes casos”, declaró el agente.

“Para hacerlo, teníamos que identificarlos, localizarlos e investigarlos, y esa fue la respuesta que dieron”, agregó.

La CBS señala que el operativo recibió el nombre Letting Guns Walk (Dejando que las armas caminen) y, según el testimonio de Dodson, tenía la aprobación de la ATF y del Departamento de Justicia.

Ambas dependencias, sin embargo, negaron que tal operación haya existido, indicó la cadena estadounidense.

Dodson, mientras tanto, criticó los argumentos que fueron empleados para justificar el operativo.

“Mucha gente resultará herida con estas armas entre el tiempo que las dejamos ir y el tiempo en que las recuperemos”, dijo.

El tema del tráfico de armas de Estados Unidos a México es una constante en la relación bilateral. Volvió a cobrar fuerza luego de que las autoridades estadounidenses confirmaran que una de las armas usadas en el ataque contra dos agentes estadounidenses en territorio mexicano provenía de Texas.

La agresión ocurrió el 15 de febrero y causó la muerte de uno de los funcionarios y heridas a otro.

Durante la reunión que el jueves sostuvieron en el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo mexicano, Felipe Calderón, el asunto surgió nuevamente.

Obama dijo que detener el flujo ilegal de armamento a México es una “tarea desafiante”, pero creyó posible alcanzarla.

México exige que el tráfico de armas y dinero a su territorio sea frenado, ya que de él se nutren los grupos del crimen organizado.

En diciembre de 2006, el gobierno de Calderón inició una serie de operativos contra la delincuencia, en particular contra el narcotráfico. Hasta la fecha, más de 34,000 personas han muerto en acciones de grupos delictivos.

México y Estados Unidos consideran que el crimen organizado es un problema común.

Anuncios