Marcha por la paz: 20,000 zapatistas se unen en Chiapas.

Posted on 9 mayo, 2011

1


La pregunta es ¿quién no participa y no se siente unido por este fin?

Publicado en CNN en Español:

Después de una década de haber permanecido al interior de sus comunidades, al menos 20,000 integrantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional(EZLN) salieron a las calles de Chiapas para apoyar la Marcha Nacional por la Paz y la Justicia, que encabeza el poeta Javier Sicilia.

Los miles de zapatistas pidieron al presidente Felipe Calderón que “detenga la guerra” y solidarizarse con las familias de los más de 34,612 muertos en el país en cuatro años.

Los indígenas decidieron salir de forma masiva para sumarse a la Marcha Nacional por la Paz, a la que convocó el poeta y periodista, Javier Sicilia.

Desde la mañana de este sábado, ataviados todos con sus capuchas y paliacates, empezaron a arribar al Centro Indígena de Capacitación Integral (CIDECI) unos 20,000 hombres, mujeres, niños y ancianos provenientes de los  Caracoles Zapatistas, territorios donde se agrupan los integrantes del EZLN, cuyas sedes se ubican en Oventic, La Garrucha, Morelia, La Realidad y Roberto Barrios.

Poco después del medio día iniciaron la marcha en medio de un silencio sólo roto por el sonido del caracol, que iba tocando uno de los dirigentes indígenas. Los zapatistas caminaron aproximadamente 8 kilómetros, hasta llegar a la Plaza de la Paz.

La marcha fue encabezada por el comandante Tacho, David, y otra docena de integrantes del Comité Clandestino Revolucionario Indígena. Iban portando pancartas con las leyendas “No más sangre”, “Alto a la guerra de Calderón”, “No más sangre en nuestro suelo mexicano”, “Estamos hasta la madre de la guerra de Calderón”.

“Hoy no estamos aquí para hablar de nuestros dolores, de nuestras luchas, de nuestros sueños, de nuestras vidas y muertes. Hoy no estamos para señalar caminos ni para decir qué hacer, ni para responder a la pregunta de qué sigue”, sostuvieron los zapatistas en la lectura del mensaje que se dio a conocer en el mitin que encabezaron en la Plaza de la Paz.

“Hoy estamos aquí representando a decenas de miles de indígenas zapatistas, muchos de los que hoy somos vistos, para decirle a ese digno paso silencioso: que su demanda de justicia, que su lucha por la vida, que su anhelo de paz, que su exigencia de libertad, nosotras y nosotros, las zapatistas y los zapatistas, los comprendemos y los apoyamos”, añadieron.

Los indígenas zapatistas dijeron que salieron de sus comunidades para responder al llamado de quienes luchan por la vida, “y a quienes el mal gobierno responde con la muerte”.

En el mensaje que también fue firmado por el subcomandante insurgente Marcos, quien no asistió a la marcha, acusa a los tres niveles de gobierno –federal, estatal y municipal- de “convertir las calles y las escuelas y universidades en zonas de guerra”, donde “los niños y los jóvenes no entran a clases sino a emboscadas de uno y otro bando”.

Añadió que los lugares de reunión y diversión “son ahora objetivos militares (…) los malos gobiernos crearon el problema y no solo no lo han resuelto sino que lo han extendido y profundizado en todo México”, sostuvieron.

Por ello, los zapatistas se sumaron a la petición de exigir un alto a la estrategia de guerra que emprendió Felipe Calderón contra la delincuencia organizada. Pidieron evitar mayor derramamiento de sangre.

“Y nosotros las zapatistas y los zapatistas exigimos luchar por la vida, es decir, por la justicia, la libertad y la paz”. Al término del mitin, ya entrada la noche, regresaron a sus comunidades de origen.

Por la mañana, un indígena zapatista murió en un accidente suscitado cuando, a bordo de un camión de redilas, se dirigía a la marcha a efectuarse este sábado. El percance ocurrió poco antes de las 9:00 horas en el tramo carretero San Cristóbal de Las Casas-Huixtán, a la altura de la comunidad La Era.

La última vez que los zapatistas salieron de manera masiva fue en febrero de 2001, cuando participaron en la Marcha del Color de la Tierra, para exigir el cumplimiento a los Acuerdos de San Andrés.

Anuncios