Los golpes a políticos en España.

Posted on 15 junio, 2011

0


El 15-M no sólo ha cobrado fuerza, sino también retumba en el Parlamento Catalán.

Hoy hubo golpes. El parlamento planea hacer recortes al presupuesto en materia de bienestar social.

Al parecer a la población no le gusta.

Se habla de agitadores contratados, de policía infiltada… para desprestigiar al 15-M…

Esto fué publicado el 15 de junio del 2011 en el País:

Políticos de todos los partidos han sido increpados y en algunos casos zarandeados cuando trataban de entrar en el recinto del parque de la Ciutadella donde se halla el Parlament. El fuerte cordón policial no ha podido evitar algunas escenas violentas. Un grupo de indignados ha pintado con aerosol rojo al diputado ecosocialista Joan Boada, exsecretario general del Departamento de Interior. Al secretario general de ICV, Joan Herrera, que iba acompañado de Jordi Miralles, le han tirado una piel de plátano. Han pintado una cruz negra en la gabardina de la exconsejera de Justicia Montserrat Tura, quien ha dicho que si el movimiento 15-M quiere ganar prestigio “no se puede basar el en spray y marcar a las personas como si fueran dianas. Esto recuerda a lo que hacían los nazis”, ha señalado. Ernest Maragall, exconsejero de Educación, ha recibido un empujón. “Que dejen trabajar a la democracia”, ha pedido. Y el consejero de Interior, Felip Puig, que ha aterrizado en el sexto helicóptero, se ha visto fortalecido tras las críticas que recibió por la carga policial contra el 15-M en la plaza de Catalunya la víspera de la final de la Champions. “Pues sí”, ha dicho, “debo ser el único que ha entendido lo que sucedió el 27-M”.

Finalmente el artículo del País termina así:

Los indignados habían pedido por carta a los diputados del Parlament que no acudieran a la sesión plenaria para tramitar los presupuestos de la Generalitat  y que boicotearan los recortes. En la misiva instaban a los parlamentarios que a título individual, “si son conscientes de lo que supondrán los recortes para la mayoría de la población”, no acudieran al Parlament. “Si venís y nos encontráis a la puertas, dad la vuelta o uniros a nosotros”, proclamaban.

Anuncios