Wikileaks: Zetas entrenados en EU.

Posted on 5 agosto, 2011

3



Completando la serie de cables diplomáticos estadounidenses extraídos por Wikileaks, publicamos también este informe que confirma categóricamente que militares mexicanos han sido entrenados por el gobierno estadounidense y después se han pasado a las filas de los Zetas.

Publicado por CNN México el 23 de enero del 2011:

Un ex militar del Ejército mexicano, Rogelio López Villafana, que fue entrenado por Estados Unidos, fue reclutado posteriormente por el grupo delictivo Los Zetas y estuvo implicado en un plan para asesinar al ex subprocurador de la PGR, José Luis Santiago Vasconcelos, señala un cable de WikiLeaks publicado este domingo.

Santiago Vasconcelos fue titular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), durante el gobierno de Vicente Fox, y fue amenazado en distintas ocasiones por miembros del crimen organizado, incluidos Los Zetas.

El funcionario murió el 4 de noviembre de 2008 en un accidente aéreo, junto al entonces secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, en la Ciudad de México. En ese entonces, Vasconcelos era subprocurador de Asuntos Jurídicos y Relaciones Internacionales de la Procuraduría General de la República (PGR).

El ex militar recibió adiestramiento contra el narcotráfico en Fort Bragg, y el Ejército mexicano comunicó a la Embajada que López se retiró de sus filas en el año 2007, después de 20 años y ocho meses de servicio, indica el cable.

Washington ha entrenado, en México y en territorio estadounidense, a 5,000 militares mexicanos desde 1996, incluyendo miembros de las Fuerzas Especiales, en las que sirvieron “destacados miembros de Los Zetas”, indica el cable de WikiLeaks, publicado este domingo por el diario El País.

“Desde el momento en que no podemos conocer el nombre de cada soldado mexicano que se ha pasado a Los Zetas, no podemos rechazar categóricamente esta posibilidad”, dice el cable.

“Es imposible garantizar que cada soldado mexicano que reciba nuestro entrenamiento en el futuro no vaya a pasarse al delito organizado. No obstante, confiamos en que la legislación que condena a 60 años de cárcel a los soldados que han sido cómplices del delito organizado será una útil herramienta disuasoria”, señala el documento.

Las autoridades de Estados Unidos supieron de los ex militares mexicanos que se pasaron a las filas de Los Zetas, gracias al cotejo de la lista de los Zetas detenidos con la de los soldados entrenados.

Calderón pide ayuda a EU para Juárez

En otro cable publicado por el diario español, se indica que el presidente mexicano, Felipe Calderón, pidió ayuda al gobierno de Estados Unidos para pacificar la ola de violencia en Ciudad Juárez, Chihuahua.

La secretaria del Interior estadounidense, Janet Napolitano, prometió ayudarle en la identificación de objetivos, según el documento.

Durante una reunión entre ambos, el 17 de febrero de 2010, Calderón centró su atención en el problema de la violencia en Ciudad Juárez y reconoció que México se encuentra en un momento “crítico” después de la masacre del 31 de enero en Villas de Salvárcar, donde murieron 15 jóvenes.

El mandatario preguntó a Napolitano si el Centro de Inteligencia de El Paso Texas (EPIC) podría ayudar en identificar los objetivos de la delincuencia organizada, lo que la funcionaria estadounidense aceptó.

Sin embargo, Napolitano dijo que México debe ir más allá de los despliegues militares y establecer una Policía en Ciudad Juárez capaz de vigilar todas las calles y pidió extender el estado de Derecho.

FBI interroga a indocumentados detenidos en México

Otro cable de WikiLeaks publicado este domingo señala que el gobierno de Calderón permite a la policía estadounidense interrogar directamente a los migrantes indocumentados detenidos en México, según archivos confidenciales del Departamento de Estado.

Los cables diplomáticos de Estados Unidos revelan que el CISEN (Centro de Investigación y Seguridad Nacional) autorizó que los indocumentados fueran interrogados por el FBI y otras agencias de seguridad a petición de las autoridades estadounidenses, por el miedo a que terroristas puedan ingresar a Estados Unidos.

Los indocumentados son recluidos en centros de detención de inmigrantes antes de ser liberados o deportados a sus países de origen, en su mayoría de Centroamérica.

Los cuerpos de seguridad estadounidenses, en su lucha antiterrorista, consideran “anárquico” el funcionamiento de los servicios de inteligencia de México y les preocupa la corrupción institucional.

Anuncios