New York Times: gobiernos de EU y México buscan evadir la prohibición de militares extranjeros en suelo mexicano.

Posted on 10 agosto, 2011

0



El New York Times reporta el 6 de agosto del 2011 la nota “Estados Unidos expande su rol en la guerra contra el narcotráfico en México”. A continuación un resumen de la traducción de la noticia:

Estados Unidos está expandiendo su rol en la sangrienta guerra de México contra el narcotráfico, al mandar agentes de la CIA y personal militar retirado al país y al considerar planes para mandar contratistas de seguridad privados. Todo ello con la esperanza de redirigir el esfuerzo multibillionario que ha dado hasta ahora pocos resultados.

En las últimas semanas, un pequeño número de agentes de la CIA y empleados militares civiles han sido asignados en una base militar mexicana, donde, por primera vez, oficiales de seguridad de ambos países trabajan lado a lado con la intención de recopilar información sobre los cárteles de las drogas y en la ayuda de planes de operación. Los oficiales buscan traer a un grupo americano de contratistas dentro de una unidad policíal especial mexicana contra narcóticos.

Los oficiales en ambos lados de la frontera dicen que los nuevos esfuerzos han sido diseñados para evadir las leyes mexicanas que prohíben la operación de policía y militares extranjeros, y para prevenir que la tecnología avanzada de vigilancia americana caiga en lasmanos de agencias mexicanas de seguridad con una larga historia de corrupción.

“Un mar de cambio ha ocurrido en los últimos años en cuánto a cómo México y Estados Unidos intercambian información efectivamente” dijo Arturo Sarukhán, el embajador de México en los Estados Unidos. “Resalta por el entendimiento que el crimen organizado transnacional solamente puede ser confrontado efectivamente al trabajar mano a mano, y el resultado es igual de simple como irresistible: juntos tendremos éxito o juntos fallaremos.”

Los últimos pasos vienen después de tres años que Estados Unidos empezó a dar ayuda a México con $1.4 miles de millones de dólares a través de la Iniciativa Mérida y decenas de millones de dólares a través del departamento de Defensa. Ambos países se encuentran a un año de elecciones, cuando Obama tendrá que confrontar preguntas sobre la amenaza de que la violencia cruce la frontera, y el partido político de Calderón enfrentará a un electorado que ciertamente preguntará por qué seguir con una guerra que ha dejado a más de 45,000 muertos.

“La presión será especialmente fuerte en México…”

Estados Unidos ha entrenado a 4,500 nuevos policías federales y ha asistido en llevar informantes, espiar información e interrogar sospechosos. El pentágono ha brindado equipo sofisticado, incluyendo helicópteros Black Hawk, y en los últimos meses ha comenzado a volar pequeños aviones de seguridad no armados y no tripulados sobre el suelo mexicano para seguir y localizar a narcotráficantes.

Aún, es difícil decir si ha existido un progreso real al tratar de debiliar a los cárteles o en detener el flujo de drogas y armas a través de la frontera. El sistema judicial de México permanece débil por la corrupción que hasta los más famosos criminales no han sido condenados exitosamente.

“El gobierno discute que el número de muertos en México es una prueba positiva de que la estrategia está dando resultados y que los cárteles están siendo debilitados, ” dijo Nik Steinberg, un especialista en México de Human Rights Watch. “Pero la información es indisputable – la violencia ha incrementado, los abusos sobre los derechos humanos se han disparado y la rendición de cuentas por parte de oficiales que cometen abusos es muy baja.”

Los oficiales mexicanos y americanos envueltos en la guerra contra el crimen organizado no lo ven de esta manera. Dicen que los esfuerzos bajo Obama tienen pocos años y que es muy rápido para realizar un juicio final.

Cuidado México.

Anuncios